Plantas y esencias florales. Perimenopausia II

mardenun - escuela de salñud

¿Qué pasa en nuestro cuerpo?

 Para conocer con detalle todo el cambio hormonal y sus consecuencias físicas hay muchos profesionales especializados y bibliografía científica. Todos los procesos bioquímicos que se producen en nuestro interior los podemos comprender a través de los libros…o internet… y para paliarlos podemos acudir a tratamientos médicos, naturales y/o cambio de hábitos. 

 La perimenopausia puede empezar desde los 40 años hasta los 52 con la llegada de la menopausia que actualmente se determina al año de ausencia total de regla. Las edades son muy personales, hay mujeres que empiezan antes y otras más tarde, las hay que tienen la menopausia a los 48 años y otras a los 56 años…Los 52 es la media más generalizada. Por tanto, a partir de los 40 o 45 años podemos empezar a sentir unos síntomas que se van intensificando a medida que cumplimos años, más potentes o no según cada mujer.

 Existen una serie de plantas que pueden ayudar a pasar de una forma más liviana este proceso. Normalmente tienen más de una indicación, pero voy a especificar las propiedades relacionadas con este tema. Además, insisto en que aunque sean tratamientos naturales, en caso de tener alguna enfermedad o tomar medicación siempre se ha de consultar con un profesional experto en esta materia. 

 La Onagra. Es una planta de flores amarillas, aunque se utiliza su aceite, que viene de la presión de las semillas. Rico en ácido linoleico, fuente de omega 6, es un gran aliado de la salud femenina. Nos ayuda a hidratar la piel, es ideal para la sequedad corporal, de mucosas, grietas….tan frecuentes en esta etapa. Ayuda al sistema inmunológico equilibrándolo. Está demostrada la relación entre las defensas de nuestro organismo y el estado emocional y es que es muy posible que se pase por momentos de depresión y confusión.. Si se alarga en el tiempo este decaimiento, puede afectar al organismo y bajar las defensas. Además la ingesta de aceite de onagra reduce los niveles de colesterol y triglicéridos, alivia los sofocos y ayuda a evitar la formación de coágulos. Se vende en perlas, y se aconseja tomar un mínimo de 1000 mg al día. 

 Salvia. Existen muchas variedades, la más conocida y utilizada es la salvia officinalis. Personalmente esta planta me encanta. Muy aromática, con unas hojas verde grisáceo, son idóneo en infusiones, tanto fresca como seca. La podemos cultivar en jardín o en maceta y poder tenerla cerquita y disfrutarla en la cocina. Ideal para tratar los sofocos, los desarreglos hormonales y el cansancio físico y mental por su función estimulante. Es importante tener en cuenta que no se ha de exceder en las dosis ni en el tiempo indicado ya que puede llegar a ser tóxica. 

 Sauzgatillo. Vitex agnus-castus. Es un arbusto mediterráneo, con un olor muy característico, que tiene pequeñas flores lilas en racimo que dan lugar a unas bayas que son las utilizadas para tratar los síntomas de la menopausia. Es un gran regulador hormonal, y ayuda a paliar las manifestaciones de la perimenopausia siendo muy eficaz en el tratamiento de los sofocos. También en el tratamiento de la ansiedad y el insomnio. 

 Las tres plantas anteriores tienen un efecto regulador hormonal muy interesante en los ciclos femeninos, no sólo en el que estamos tratando. Así pues, se pueden utilizar en caso de dolores menstruales, reglas irregulares…
IMG_20210709_122002-min
 El hipérico también es una planta a tener en cuenta. Ya he hablado de ella ampliamente en un artículo del blog pero quiero destacar sus propiedades antidepresivas. Alrededor de la menopausia se mueven diferentes emociones que pueden dar lugar a tristeza y depresión. Teniendo en cuenta sus contraindicaciones, en caso de poder tomarla, puede ser un gran aliado para combatir el estado depresivo. No es nada extraño que al llegar a esta etapa nos sintamos el peso del envejecimiento, del tiempo mal aprovechado y/o el no entender qué nos ocurre entre muchas otras emociones y sentimientos. Hay que dejarse ayudar, y, si es necesario, acudir a un buen psicoterapeuta. 

 La maca, lepidium meyenii, también es de gran ayuda en el tratamiento de los síntomas en esta etapa. Llamada ginseng peruano comúnmente, se utiliza la raíz rica en minerales y vitamina B3. Aumenta el deseo sexual, trata los sofocos, la sequedad y mejora el ánimo, disminuyendo los estados de ansiedad y fatiga. 

 La albahaca Tulsi o albahaca sagrada, nos llega de la India y es otra planta que podemos tener en maceta. De hojas liláceas y muy aromática, tiene numerosas propiedades terapéuticas. Ayuda a combatir la ansiedad y el cansancio, estimula el cuerpo y la mente…cardioprotectora, reduce los niveles de azúcar y colesterol en sangre. Aunque se puede encontrar en numerosas presentaciones, su infusión es muy rica. 

 Otro síntoma muy presente en la perimenopausia puede ser el aumento de peso. Creo en que las dietas han de ser siempre muy individualizadas. En caso de necesitar perder peso, mi recomendación es que sea bajo control de un especialista en el tema ya que es un momento en el que es muy importante no dejar de lado ningún nutriente, incluso aumentar la ingesta de algunos. Alimentación sana, variada y equilibrada junto el ejercicio, otro tema complicado ya que se une a un cansancio extra. Empezar por paseos, ir a bailar…hacer yoga, moverse de forma que se disfrute, como un regalo a nosotras mismas, de tiempo, cuidado y diversión.
8
 Y el tema de las emociones no se puede dejar de lado en un momento en que nuestro interior se mueve convulsivamente. Las esencias florales de Bach son una herramienta eficaz que nos puede ayudar a tratar ese estado y a conocernos mejor. 

 Nogal y achicoria, son unas esencias que ayudan a regular la alteración hormonal y nos disponen a adaptarnos al cambio. 
Achicoria además es muy útil para tratar el síndrome de nido vacío y romper vínculos que nos atan. 
Mostaza y aulaga son un apoyo para superar los estados depresivos y agrimonia y castaño dulce, la ansiedad.
Olivo y roble son dos flores muy energéticas que contribuyen a disminuir el cansancio. Sauce, la esencia que trabaja el resentimiento puede ser muy eficaz cuando se mira hacia el pasado… 

 Cada alteración anímica se puede relacionar con una esencia floral. De nuevo, la importancia de un profesional en este tipo de terapia que sirva de guía para que la esencia floral sea la adecuada en el tratamiento de lo que se siente. 

 Y no hay que olvidar que este proceso pasa…porque la vida es así, todo pasa…el objetivo es que mientras dura, tengamos unas herramientas que nos hagan el paso más llevadero, de forma que le podamos dar la vuelta y salir de esta etapa con salud y conociéndonos un poquito más a nosotras mismas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.