Insomnio. Una historia real
Para hacer más visual el trabajo que se puede hacer con las terapias, voy a contar una historia real de una mujer que vino a mi consulta.

i

 

Cuando explico que parte de mi trabajo es en consulta usando las terapias integrativas, muy a menudo tengo que concretar más y poner ejemplos para que se entienda bien lo que hago. Y es que la mayoría de la gente ha oído hablar vagamente de ellas o la información que les ha llegado ha sido a través de los medios de comunicación desde una perspectiva sensacionalista.

 

Para hacer más visual el trabajo que se puede hacer con las terapias, voy a contaros una historia real de una mujer que vino a mi consulta.

 

Esta chica vino por un problema de insomnio que arrastraba desde hacía algunos años. Esto le ocasionaba mucho cansancio durante el día y se levantaba resacosa y no quería tomar ningún somnífero, aunque tomó melatonina aconsejada por su médico.

 

Quería que la tratara con reflexoterapia y flores de Bach. Hizo seis sesiones: tres seguidas, una cada semana y las otras tres, una cada quince días.

 

En cada sesión le hacía el masaje de reflexoterapia, incidiendo en todos los puntos implicados en su problema, me contaba cómo iba evolucionando y en función de ello iba modificando la fórmula de flores. También hablamos de cambiar algún hábito para mejorar el sueño e incorporar alguna hierba medicinal, en este caso en cápsulas, ya que la naturopatía va implícita en la consulta.

 

En poco tiempo ha notado unos cambios muy grandes. Con sus propias palabras expresa que, tras el tratamiento, el insomnio ha desaparecido. Siente que la calidad del sueño ha aumentado y que las flores le han ayudado muchísimo, aparte de superar el problema físico, ya que han dado paso a un trabajo más profundo en el que todavía continúa. Ella valorará si necesita otro tipo de ayuda.

 

Este es un resumen de cómo funciona este tipo de consulta. Por supuesto, la relación que se establece está llena de respeto, confidencialidad y amor.

 

Y como en todo tipo de tratamientos, terapias y medicinas, hay ocasiones en los que los resultados no son los esperados, bien porque el problema real es otro o porque la terapia no es la indicada. En estos casos se expone honestamente y la persona decide cómo actuar.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.